¿Alguien se levanta por la mañana sintiendose en una 
caótica monotonía que además no entrega ninguna satisfacción?, ¿alguien se pregunta si realmente vivimos en una sociedad 
desarrollada o si algo en realidad tiene sentido?, ¿tiene sentido la vida con sus injusticias y la justicia mal usada que tiene?
, pues yo creo que no, de pronto me levanté de mi cama pensando que no, que la vida realmente era una ridiculez, una estúpido 
chiste repetido que nunca me causó gracia. Pero entonces apelé a lo que cualquier ser humano pensante apelaría: al pensamiento,
 ah!, pero pensar es aceptar la vida en sí, y al decir eso lo tuve que pensar, maldito Shakespeare (pienso, luego existo), 
 pero entonces asumí mi existencia como lo que es, una maldita broma... el pasado nos marca, estamos en la dulce y mimada niñez, 
 luego pasamos a la adolecencia cargada con todas esas cursilerías y de pronto estamos en un lugar en el que no queríamos estar, 
 todo se derrumba, todo pierde valor y sentido, y no lo podemos superar, y no podemos rechazar el pasado o sí?, claro, el pasado y los recuerdos son los simientos de la razón, de nuestra razón, y sin razón qué nos queda?, un ser irracional, un demente, un loco si lo quieren llamar, y por qué no?, por qué no recurrir a la locura anhelada?, después de todo qué tiene sentido?, acaso los que están en el manicomio sufren por penas de amor, o por la muerte de alguien?... Bueno, piénsenlo, y quizá alguien me acompañe en mi locura e idiotez, después de todo estamos todos locos ¿o no?...