Tras las Huellas de...

 

                                KURIAKI...

Café Nocturno Press25 de enero de 2001:

Mientras los científicos mantienen la posición escéptica respecto a la existencia del fenómeno "KURIAKI", conocido también como el "Maestro Iluminado de las BIOS", o simplemente "El Sabio de las BIOS" para los amigos, un joven explorador, conocido como "Alegsa" prepara su segunda expedición para demostrar que KURIAKI no es un mito, no es una leyenda urbana sino una realidad aunque incomprensible para la mente racional.

Se comenta que la expedición, igual que la fallida aventura del año pasado fue financiada por una multinacional de telecomunicaciones, sin que nuestro investigador se de cuenta (ha recibido el financiamiento del viaje en forma de un premio en un concurso).

Este hecho confirma que deben existir fundamentos muy serios para que dicha empresa invierta sus fondos en esta investigación - si nuestro investigador logra obtener pruebas palpables de la existencia de KURIAKI este logro ayudaría a mejorar la imagen pública de la (no) mencionada empresa.

Exista o no, parece que se trata de un personaje excepcional, según las palabras de un testigo que ha preferido guardar su anonimato:

"Es la magia Kuriatesca que le protege... no puede ser fotografiado, los rollos salen velados, los espejos no le reflejan e incluso los satélites no pueden fotografiarle adecuadamente. Si se usa una cámara digital, los chips de memoria raramente se vacían.
Incluso cuenta la leyenda que quienes le conocen nunca le olvidan como
persona, pero que con el paso de las horas empiezan a olvidar los rasgos de su cara."


En una entrevista exclusiva nuestro investigador ha manifestado que esta vez había tomado las medidas necesarias para obtener fotografías de KURIAKI: aparte de dos cámaras de fotos y dos docenas de rollos fotográficos llevará una filmadora.

¿Logrará nuestro intrépido investigador obtener las pruebas tangibles? ¿Tomar fotos, hacer filmaciones? ¿Podrá conservar los rollos de su cámara intactos?

El tiempo lo dirá, no se pierdan nuestro próximo reportaje!