Café Nocturno

Inicio

Directorio

Artículos

Poesía

Narrativa

Reflexiones

Libros

Quiénes Somos







"Una vez más volvía a notar esa rotura en su ánimo, la sensación de caer lentamente sin poder dejar de hacerlo.

La cocina se le antojaba pequeña mientras miraba el reloj acariciar la madrugada, un día más lleno de tensión y cosas hechas, sin embargo, perduraba desde hacía tiempo la nostalgia por las ilusiones que sabía perdidas.

Volvía a flaquear aún sabiendo no poder permitírselo, pero ella sabía que caería, cataría la amargura de ese pozo oscuro que es la desesperación, miraría la tristeza frente a frente en estado puro.

Un cansancio gris y tenebroso la invadió, se apoyó en la mesa, sus ojos dejaron paso al desahogo hecho lágrima; no le importó, debía ser así, porque la única forma que conocía de resurgir de nuevo era haber tocado el fondo."

Cherry M.